Blogia
Letra Suelta

Cerebro

Cerebro Hace pocos días, el presidente de la Universidad de Harvard, Lawrence H. Summers, manifestó en una conferencia que la biología femenina no era muy apta para asuntos matemáticos, ni científicos.

No pasó ni un minuto para que de inmediato aparecieran en la radio, la televisión e Internet, una serie de reacciones contrarias a lo afirmado por la mencionada autoridad universitaria.

Y tanto fue la presión de las feministas que Summers tuvo que rectificar de sus palabras e insistió en que sólo se trataba de una provocación para propiciar la polémica y que su propósito no era otra cosa que reflexionar acerca de la discriminación de que son víctimas las mujeres en las ciencias.

Ahora bien, más de uno se ha preguntado cómo una autoridad de una universidad tan renombrada puede hacer tal afirmación. Peor aún, cómo ha cedido a las presiones y no persistir en su teoría.

El citado hecho, entre risas, me hizo recordar la siguiente historia (real, por cierto) que dice así: Bischoff fue un anatomista reconocido en Europa allá por 1870. Él se encargaba, entre otras cosas, de pesar cerebros humanos. Y después de acumular datos observó que el peso medio del cerebro de un hombre era 1,350 gramos, mientras que el promedio para las mujeres era de 1,250.

Este dato fue suficiente para que el referido anatomista defienda una supuesta superioridad mental de los hombres sobre las mujeres.

Bischoff seguía con esa idea hasta el día de su muerte. Tanto así que legó su propio cerebro para engrosar la colección que había formado. Fue así como sus discípulos comprobaron que el cerebro de Bischoff pesaba solamente 1,245 gramos. Para no creerlo. Pesaba menos que el de las mujeres. “¿Ahora en qué categoría lo ponemos?”, se habría preguntado un anatomista de aquella época...Y ustedes ¿qué piensan?.

Perú, 3 de febrero de 2005
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

angelica velasquez -

Creo que fue poco etico el comentario del Rector ya que se ha visto que si hay mujeres cientificas.no creo dependa del cerebro sino de las ganas de cada uno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Flavio -

Hmm quisiera pesar el mío, me siento medio idiota ultimamente...

Buen post.

Dennis David -

Sinceramente muy simpático en tema. Quizás debiste explitarlo más. También, hay algo que se te pasó... "Bischoff seguía con esa idea hasta el día de su muerte". Esto es recontra obvio. ¿o hay otros que siguen pensando lo mismo despúes de su muerte?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres